Periodo Helenístico Romano para Quinto Grado de Secundaria

Aquí te compartiremos GRATIS la ficha de Periodo Helenístico Romano para Quinto Grado de Secundaria o estudiantes de 16 años de edad. Este contenido corresponde al curso de FILOSOFÍA y lo podrás descargar gratuitamente en formato PDF.

Muestra del Material Educativo

Ahora observaras una pequeña muestra de la 1era PÁGINA de la ficha de Periodo Helenístico Romano.

Ficha de Periodo Helenístico Romano para Quinto Grado de SecundariaEsperamos que este material educativo de Periodo Helenístico Romano sea de ayuda en la enseñanza y aprendizaje de este maravilloso curso de filosofía.

Descarga GRATIS este Material Educativo

Este material educativo de Periodo Helenístico Romano lo podrás descargar completamente GRATIS, ahora te dejaremos los enlaces de descarga para que los puedas obtener.

Opción A – PDF | Opción B – PDF 

¿Qué Contiene esta Ficha Educativa que te Ofrecemos GRATIS?

Esta ficha de Periodo Helenístico Romano contiene conceptos teóricos muy importantes acerca de:

  • Periodo Helenístico Romano
  • Actividades para desarrollar.

Ahora conceptualizaremos algunos de estos temas:

Periodo Helenístico Romano

En este periodo se desarrollaron varias escuelas filosóficas que buscaban un nuevo sentido y nuevos ideales frente al ocaso político y cultural de los Estados griegos clásicos. Abarca desde fines del siglo IV a.C. al siglo II d.C.

Epicureísmo (El jardín)

Fundado por Epicuro de Samos (341-270 a. C.), plantea que el hombre debe buscar la virtud, es decir, evitar el dolor corporal y procurar el placer (ausencia de dolor en el cuerpo e imperturbabilidad del alma), que es el bien supremo.

Esta virtud solo la encuentra el sabio que es autárquico, cosmopolita, que no se inmiscuye en los asuntos públicos ni en la familia, y por su razón consigue la libertad total frente a los apetitos 1) naturales y necesarios (vestido, alimento) que hay que satisfacer; 2) naturales y no necesarios, por ejemplo, los eróticos; y 3) los no naturales ni necesarios, que hay que desechar. Este sabio también es libre frente a los miedos y temores como el destino, los dioses, la muerte, el dolor, a los demás hombres, libres ante las opiniones y prejuicios.

El sabio, según los epicuros, se aparta de la masa, a excepción de sus amigos. Vive en comunidades apolíticas, donde cada uno ama al otro solo por sí mismo, que enseña lo cual cada uno debería preocuparse de sí mismo y vivir oculto. Representantes: Filomeno y Tito Lucrecio Caro.

El estoicismo

Fundado por Zenón de Citio (333-262 a. C.). Propugna «vivir conforme a la naturaleza» (razón universal) para ser felices. El logos, la razón que domina al mundo, es entendido como naturaleza, poder creador y conformador (logos espermático que todo lo llena y penetra), como providencia, ley universal, inevitable destino, divinidad (Zeus). La libertad para ello consiste en identificar los propios deseos con los del destino. Un concepto importante es pronia, que significa ‘la armonía entre el propio espíritu y la voluntad de Dios’. Un lema conocido es «aguanta y renuncia».

Representantes: Cleantes de Asso, Crisipo de Soli, Panesio de Rodas, Posidonio de Apamea, Lucio Anneo Séneca, Epicteto de Hierópolis, Marco Aurelio, etc.

El escepticismo

Su máximo representante es Pirrón de Elis (365-270 a.C.). No fundó una escuela propiamente dicha, sin embargo, sus discípulos buscaban en el maestro, sobre todo, un nuevo modelo de vida, un paradigma existencial a quien hacer referencia constante, una prueba segura a pesar del hundimiento de los antiguos valores ético-políticos.

Sostenía que quien pretenda ser feliz, debe concebir que los hombres no podemos conocer en absoluto, que los sentidos y la razón no pueden afirmar ni la verdad ni la falsedad. La única actividad correcta que puede asumir el hombre consiste en no otorgar confianza alguna ni a los sentidos ni a la razón.

Es preciso suspender el juicio (epoche), callar y no manifestar absolutamente nada, que con ello se logrará la apatía y la ataraxia. Representantes: Timón de Fliunte, Enesidemo, Saturnino y Sexto Empírico.

El eclecticismo

La palabra eclecticismo procede del griego eklegein, que significa ‘elegir y reunir tomando de diversas partes’. El eclecticismo, pues, suponía reunir en un conjunto lo mejor –o lo que se creía que era lo mejor– de diversas escuelas. Fue la postura en la que cayó la Academia de Platón, y en la que mucho antes había caído el escepticismo con Arcesilao y Carnéades.

Representantes: Filón de Larisa y Antíoco de Escalón. Este último sostenía que la verdad existía y es cognoscible con certeza veritativa. Además, hizo renacer una mezcolanza de doctrinas carentes de dirección, de alma y de vida autónoma.

Asimismo estaba convencido de que el platonismo y aristotelismo constituían filosofías idénticas, que expresaban los mismos conceptos, pero apelaban a nombres y lenguajes diferentes. Su máximo representante, Marco Tulio Cicerón (106-43 a. C.), fue asesinado por los soldados de Antonio. Escribió numerosas obras. Su mayor aportación reside en la difusión y divulgación de la cultura griega.

El cinismo

Antístenes (450-366 a. C.). Fundó su escuela en el gimnasio de Cinosarger (perro ágil). Primero frecuentó a los sofistas, de viejo se convirtió en discípulo de Sócrates. El cinismo desprecia las creencias especializadas como la matemática, la física, la metafísica y las teorías del conocimiento.

En su ética enseña que solo los sabios pueden llegar a la felicidad, pues estos se rigen por la virtud y no por las leyes del Estado, siendo autárquicos, autónomos, cosmopolitas, honestos, sinceros (parresía: libertad de palabra) y ascetas. Antístenes, con el propósito de subrayar el alto aprecio que sentía por el trabajo (ponos), consagró su escuela a Hércules, el héroe de los trabajos legendarios y quien sería el patrono de los cínicos.

Diógenes de Sínope será su discípulo y el máximo representante del cinismo. Cuando murió Diógenes, sus contemporáneos le erigieron una columna de mármol de Paros con la inscripción: «Hasta el bronce envejece con el tiempo, pero tu gloria, oh Diógenes, en nada mellará, pues tú solo quisiste enseñar que la vista se basta a sí misma y señalaste el camino más breve para ser feliz». Representantes: Crates, Hiparquía, Dión, Menipo, Teletes y Menemo.

Neoplatonismo

Con Numenio de Apamea se llega a los umbrales del neoplatonismo, pero fue en la escuela de Amonio, en Alejandría, entre los siglos II y III d. C. donde se forjaron las líneas maestras de este movimiento. Plotino de Licópolis (205-270 d. C.), discípulo de este último, será el máximo representante de este movimiento, siendo una de sus obras fundamentales Enéadas.

Para Plotino, el supremo principio de unidad es el uno, el principio infinito. El uno se «autopone», es «actividad autoproductora», es «el bien que se crea a sí mismo», su voluntad y su esencia coinciden, es «lo más elevado que puede imaginarse», absoluta libertad creadora, causa de sí misma, es lo que existe en sí y por sí, es «el que trasciende a sí mismo».

El uno –por su superabundancia, por necesidad– emana y produce todas las cosas permaneciendo en reposo. Al permanecer, engendra; su actividad generadora ni lo empobrece ni lo condiciona para nada. Lo primero que emana del uno es el nous o espíritu. De la misma manera emanará del espíritu el alma.

El alma, según Plotino, es la que da vida a todas las demás cosas que existen, a todas las cosas sensibles, ordenándolas, rigiéndolas y gobernándolas. Y esto coincide con el engendrar y con el hacer que vivan las cosas mismas. Es «la última diosa», la última realidad inteligible, la realidad fronteriza con lo sensible y al mismo tiempo, causa de este.

Existe una jerarquía de almas: 1) el alma suprema que continúa en estrecha vinculación con el espíritu del cual proviene, 2) el alma del mundo, que es el alma creadora del mundo y del universo físico, 3) las almas particulares, que bajan a animar los cuerpos, los astros y todos los seres vivos.

Asimismo, sostiene que la materia emana de la franja extrema del alma del universo, allí donde la contemplación posee menos impulso, en la medida en que el alma se dirige más hacia sí misma antes que hacia el espíritu. Es la etapa final del proceso en el que la fuerza productora se va debilitando hasta agotarse. De este modo, la materia se transforma en agotamiento total y, por tanto, en extrema privación de la potencia del uno, privación del bien. En este sentido, la materia es mal, pues es simple carencia o privación de lo positivo.

El hombre es, fundamentalmente, alma; todas sus actividades de la vida humana dependen del alma.

Es por ello que preexiste en el estado de pura alma, al nacimiento del mundo físico. Sin embargo, las almas deben bajar a los cuerpos para actualizar todas las potencialidades del universo y dicho descenso es, a la vez, dicho descenso, una especie de culpa.

La actividad más elevada del alma del hombre consiste en la libertad, que es la volición del bien. La libertad del alma es atender hacia el bien, a través del espíritu, en diversos grados y caminos como 1) la virtud, 2) la erótica platónica, 3) la dialéctica, 4) la simplificación, (que es la reunión con el uno en éxtasis).

 Actividades de la Ficha de Periodo Helenístico Romano

En esta ficha educativa también hallaras actividades de Periodo Helenístico Romano elaboradas especialmente para los estudiantes de quinto grado.

Ahora te presentaremos algunas de estas actividades:

1.- Considerado fundador del estoicismo:

  1. Zenón de Citio
  2. Sócrates
  3. Aristipo
  4. Crisipo
  5. Aristóteles

2.- Fuente filosófica del estoicismo:

  1. El pitagorismo
  2. La Escuela cínica
  3. El escepticismo
  4. El neoplatonismo
  5. El eclecticismo

3.- Según el epicureísmo ¿qué se debe hacer para alcanzar la felicidad?

  1. Filosofar
  2. Satisfacer los instintos
  3. Liberar las pasiones
  4. Reprimirse
  5. Alocarse

4.- La causa eficiente aristotélica se refiere a(l) (la) ____.

  1. forma
  2. ser
  3. autor
  4. materia
  5. finalidad

5.- En tiempos de Alejandro Magno, la Escuela escéptica fue seguida por _____.

  1. Enesidemo
  2. Epicuro
  3. Laercio
  4. Pirrón
  5. Zenón

 Esperamos que todos los estudiantes de quinto de secundaria puedan desarrollar todas las actividades de Periodo Helenístico Romano propuestas en esta ficha educativa que te compartimos.

También nos gustaría que compartas nuestra página educativa: materialeseducativos.org con todos tus amigos y colegas, tenemos una gran variedad de materiales educativos de todos los cursos y de todos los grados.

Más Fichas de Filosofía para Quinto de Secundaria

En nuestro sitio web encontraras otras fichas educativas de filosofía para estudiantes de Quinto de Secundaria, si deseas saber cuales esos fichas, aquí te dejamos el siguiente enlace:

▷ ▷  28 Fichas de Filosofía para Quinto Grado  ◁ ◁

Si buscas materiales educativos de todos los cursos para estudiantes de primaria, te invitamos a revisar el siguiente enlace:

Fichas para Niños de Primaria

¿Que opinas sobre este material educativo de Filosofía para estudiantes de  Quinto grado?, puedes dejarnos tu comentario en la parte de abajo”

0/5 (0 Reviews)

Otros Materiales Educativos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba