Narrativa Peruana del Siglo XX para Quinto Grado de Secundaria

Aquí podrás descargar la separata de Narrativa Peruana del Siglo XX para Quinto Grado de Secundaria o estudiantes de 15 años de edad. Este recurso educativo lo podrás adquirir GRATIS en formato PDF, recuerda que este tema se avanza en el curso de LITERATURA.

Muestra del Material Educativo

Ahora observaras una muestra de la 1era PÁGINA de la ficha de Narrativa Peruana del Siglo XX.Ficha de Narrativa Peruana del Siglo XX para Quinto Grado de Secundaria

Esta ficha educativa de Narrativa Peruana del Siglo XX lo podrás obtener de forma sencilla y gratuita, en seguida:

Descarga GRATIS este Material Educativo

Ya es momento de que obtengas este maravilloso material educativo de Narrativa Peruana del Siglo XX, aquí te dejamos los enlaces para que los descargues:

Opción A – PDF | Opción B – PDF  

¿Qué Contiene este Material Educativo que te Brindamos?

Esta ficha de Narrativa Peruana contiene contenidos temáticos muy importantes como:

  • Narrativa Peruana
  • Enrique López Albújar
  • El Indigenismo
  • Ciro Alegría Bazán
  • José María Arguedas
  • Antología
  • Actividades para desarrollar.

Ahora te detallaremos algunos de estos conceptos:

Narrativa Peruana del Siglo XX

Después de la fundación de una narrativa peruana por Valdelomar, resultaba necesario para nuestros cuentistas la tarea de ampliación y enriquecimiento del mundo por narrar; lo que no significa falta de preocupación por el lenguaje, el estilo y los procedimientos literarios, impuestos por Valdelomar.

El primer seguidor de Valdelomar será Enrique López Albújar, pese a haber incursionado anteriormente en la literatura y a haber desarrollado la mayor parte de su obra varios años después.

Enrique López Albújar

Nació en Chiclayo, en 1872; colaboró en periódicos del Perú y el extranjero. Cultivó la poesía y la narrativa, sobresaliendo ampliamente en esta última.

Su obra se desarrolló dentro de las orientaciones de un espíritu crítico y renovador de las letras hispanoamericanas.

Un valor que no debe olvidarse en la narrativa de López Albújar es el haber tomado al indio como personaje con valor y vigor y ya no como elemento decorativo o con el sentimiento paternalista y pietista de escritores anteriores.

El indígena, en el mundo narrativo de López Albújar, es un ser humano con nervios, músculos y sangre, con apetitos y pasiones, con virtudes y flaquezas. La de López Albújar es una visión del indio despojada de sentimientos engañosos y ajenos a los convencionalismos de la época y la literatura.

El autor, que se desempeñó como juez, por sus labores apreció al indio en toda su realidad. Enrique López Albújar inicia el tratamiento realista de la vida indígena y agraria en el Perú. Con él se inicia el indigenismo en la literatura contemporánea. Murió en 1966.

Obras

Matalaché (novela), Cuentos andinos, De mi casona, Nuevos cuentos andinos, El hechizo de Tomayquichua y Las caridades de la señora Tordoya.

El Indigenismo

Es la corriente que presenta la realidad social, política, económica y cultural del indio peruano, asumiendo su defensa.

Surge en nuestra literatura en las décadas de los treinta y cuarenta, dentro del vanguardismo, cuando se siente la urgencia de abordar nuevos temas y los escritores hicieron suyas las preocupaciones de José Carlos Mariátegui.

El indigenismo es el resultado de nuevas ideas políticas y nos revela la dura realidad del indio oprimido durante siglos, del indio a quien solo se le reconocen deberes y no derechos y que intenta un orden, un sistema más justo.

El ámbito campesino, el mundo del indígena y su largo conflicto con el opresor que con dinero y poder político afianzan un régimen de explotación, ofrecen los temas que urgían a nuestra literatura.

La poesía desarrolla esos temas con acierto estético, Luis Nieto y Mario Florián así lo demuestran; pero el indigenismo encuentra en la narrativa su medio más adecuado para expresarse ya que permite un análisis más exhaustivo y puede abarcar mayores detalles.

Antes de los años treinta, el mundo indígena no fue más que un elemento pintoresco de nuestra realidad o un motivo para despertar sentimientos piadosos para nuestros escritores. Los narradores indigenistas abordan la realidad del indio con más conciencia que sus antecesores y con mejores logros estéticos.

El indigenismo se basa en la literatura popular, en nuestra tradición oral y en el folclore para lograr una narrativa más autónoma, más peruana.

López Albújar inició el indigenismo en nuestra literatura y dentro de esta corriente destacan dos autores selváticos: Arturo Hernández, autor de Sangama y Selva trágica, y Francisco Izquierdo

Ríos, quien incursionó en el cuento, la novela y la poesía. Ciro Alegría y José María Arguedas son los escritores indigenistas de mayor relieve y repercusión en nuestra literatura, sus obras han trascendido nuestras fronteras para alcanzar difusión y reconocimiento a nivel mundial.

Ciro Alegría Bazán

Nació en 1909, en la hacienda Quilca, Sartimbamba, provincia de Huamachuco. Pasó algunos años en Marcabal Grande, hacienda de su abuelo paterno, a orillas del río Marañón.

Este será el escenario de una de sus novelas y allí conocerá la realidad del indio, su saber y su arte. Sus primeros años de estudios, en el colegio Nacional San Juan de Trujillo, tuvo como profesor ocasional a César Vallejo.

En 1930 ingresa a la universidad y se afilia al partido aprista, participa en la revolución de 1932, es apresado en Trujillo y luego trasladado a la penitenciaria de Lima.

En 1934 es deportado a Chile, donde escribe la mayor parte de sus obras literarias, colabora en diversos diarios y revistas; gana premios literarios, pero no logra un desahogo económico.

En 1941 comienza a viajar: Quito, Nueva York, San José de Costa Rica, San Juan de Puerto Rico y La Habana, invitado por diversas universidades para dictar conferencias sobre sus obras y sobre temas latinoamericanos.

En 1945 comienza a trabajar en la traducción y doblaje de películas en Hollywood. En 1948 hace público su rompimiento con el aprismo.

En 1957 regresa al Perú, dicta varias conferencias, escribe cuentos, reportajes periodísticos y ensayos. En 1963 llega al Parlamento, representando a La Libertad. Continúa su labor intelectual y reinicia sus viajes.

Murió en 1967, condecorado póstumamente con las Palmas Magisteriales en el grado de Amauta. Su narrativa es de notable valor estético, se nutre de lo popular; su estilo y el uso de locuciones y modos de hablar retratan con exactitud al pueblo indígena.

Ciro Alegría nos muestra al indio peruano en su consuetudinaria lucha contra una naturaleza hostil y una sociedad injusta. Para él la literatura es el producto de una noble pasión por la justicia humana. Sus personajes alcanzan niveles épicos en su lucha, en su vivir y en su morir.

Alegría es un autor indesligable de la novela peruana.

Obras

  • La serpiente de oro, novela sobre los hombres que viven y mueren enfrentando la bravura del Marañón.
  • Los perros hambrientos, novela acerca de la lucha de los campesinos contra la incesante sequía, el hambre y la miseria.
  • El mundo es ancho y ajeno, su novela más difundida, narras la historia de los comuneros de Rumi contra los poderosos y codiciosos hacendados, más temibles que las fuerzas de la naturaleza.
  • Lázaro y Dilema de Krause son dos novelas publicadas después de su muerte.
  • También realizó Duelo de caballeros y Panki y el guerrero, (cuentos).
  • Gabriela Mistral, íntima semblanza biográfica de la poeta chilena.
  • Ensayos literarios y políticos.
  • La obra narrativa de Ciro Alegría está traducida a más de 19 idiomas.
  • Sobre Los perros hambrientos, el crítico Alberto Escobar ha dicho: «La arquitectura total de la obra reposa sobre el correlato de la historia de los animales y la aventura de los hombres, ecuación a la que asciende fácilmente el narrador al apoyarse en el tradicional conocimiento de la fidelidad del perro al amo y del afecto de este por aquel. Sin embargo, acontece un fenómeno que modifica el desarrollo de este paralelismo cuando se produce la sequía y las condiciones de hambruna y escasez imponen una desigual y feroz lucha por la supervivencia».
  • Esta ausencia de un fin para la desventura social, más allá de la historia animalizada de hombres y perros, acerca una crítica que surge con la violencia transparente de la moraleja y nos llega en el testimonio universal de una fábula en la que los animales reclaman por la dignidad del hombre.

José María Arguedas

Al leer Los ríos profundos no es difícil reconocer en el protagonista al mismo autor, es pues, una narración autobiográfica. Arguedas junto con Alegría son los pilares más sólidos de la novela en nuestra literatura.

Nació en Andahuaylas, en 1911. Su padre, debido a su profesión viajaba mucho y sus hermanos eran bastante mayores, por lo que él fue criado por los sirvientes indios de la casa. Su formación inicial es básicamente india; fue cultural y sentimentalmente un indio, hablaba quechua. Recién a los 11 años aprendió castellano.

Se trasladó, primero a Ica y después a Lima; se matriculó en la UNMSM, participando activamente en política. Fue perseguido y sufrió prisión.

Llegó a ser director de la Casa de la Cultura. Desempeñó la docencia en San Marcos y en la Universidad Agraria. Inicia su carrera literaria escribiendo cuentos y leyendas quechuas. En 1959 publica una de sus obras más importantes y que alcanza difusión universal: Los ríos profundos.

Arguedas es un escritor melancólico. Arrastró en vida conflictos internos producidos, al parecer, en un fuerte choque emocional durante su infancia.

Estando en la cúspide de su carrera es afectado por una crisis moral, se siente incapaz de seguir creando y se suicida en 1969. Dejó una carta en la que revela sus conflictos psicológicos junto con su preocupación sobre temas estudiantiles.

Sus primeras obras son de carácter folclórico, después manifiesta su vocación antropológica. Sus narraciones se basan en sus vivencias infantiles y juveniles y traslucen sus ideas políticas. En sus novelas, el mundo campesino es complementado con la presencia de mestizos; sus personajes son maniqueos.

La narrativa de Arguedas revela una constante preocupación por sumergirse en la cultura quechua, en el espíritu del indio, por interpretarlos.

Obras

  • Yawar Fiesta, novela corta de carácter folclórico.
  • Los ríos profundos, su mejor obra por su lirismo.
  • El Sexto, novela inspirada en la prisión injusta de la que fue víctima.
  • La agonía de Rasu Ñiti, cuento con valores simbólicos y de gran fuerza mítica.
  • Todas las sangres, novela en la que presenta todas las clases sociales, los problemas económicos, las pugnas políticas y conflictos espirituales.
  • El zorro de arriba y el zorro de abajo, publicada póstumamente. Tiene el carácter de un testamento literario, sus páginas traslucen la torturante vida de su autor. Escribió otros cuentos y poemas, y abordó ensayos de antropología.

Antología

Autor: Enrique López Albújar

Género: Narrativa

Obra: Ushanan Jampi (en la colección titulada

Cuentos andinos)

Especie: Cuento

Fecha de publicación: 1920

Resumen

En la plaza del pueblo de Chupán, las yayas deciden la suerte del indio Cunce Maille, quien ha robado ganado a un vecino suyo. Es la tercera vez que comete el mismo delito y ya no pueden tolerar más su presencia. Se le aplica el jitarishum: el destierro.

Para todos es claro que si el condenado vuelve alguna vez al pueblo, cualquiera tiene el derecho de matarlo.

Ese mismo día, Cunce Maille es expulsado. Después de un mes regresa sigilosamente a su choza. Chaccha coca bajo su techo, al lado de su madre Nastasia.

Las yayas que habían mandado vigilar la casa de la vieja, pronto supieron de la presencia del indio. Cuando este se disponía a partir, el pueblo entero comenzó a perseguirlo gritando: « ¡Ushanan Jampi!». Se refugió en el campanario de la iglesia, desde donde mató a doce contrincantes con un rifle.

Solo lograron rendirlo cuando un indio astuto, José Facundo, le hizo creer que los yayas lo mandaban a proponerle una tregua. En el momento que se abrazan, salen los sitiadores, Maille comprende la traición y le arranca la lengua a Facundo.

El pueblo lo mata salvajemente: tiros, puñaladas, descuartizamiento; ante la mirada horrorizada de Nastasia. Por mucho tiempo se quedan colgados los intestinos de Maille a la entrada de su choza.

Autor: Ciro Alegría

Género: Narrativa

Obra: Los perros hambrientos

Fecha de publicación: 1920

Especie: Novela

Resumen

Los personajes son unos perros pastores y una niña que guarda el ganado de su padre, la pequeña Antuca, la pastora, personaje trazado con admirable delicadeza.

Los perros Wanka, cuyo nombre recuerda el de una belicosa tribu incaica, Zambo, Gueso y Pellejo, actúan con la «personificación» suficiente para dramatizar el relato y conmover al lector con la desaparición de Gueso, robado por los celdonios, y la muerte de otros dos perros: Tinto, a dentelladas del feroz Raflas, y Mausser, volado con dinamita.

Las peripecias van combinadas con consecuencias de una terrible sequía que, al malograr las cosechas, extiende el hambre.

Estas calamidades toman proporción catastrófica. A su vez, los hombres se ven obligados a luchar tan brutalmente que las escenas de violencia se suceden, culminando algunas en intenso patetismo, como la muerte del niño Damián, o en hechos siniestros como el de la venganza de Culebrón o del crudo primitivismo como el asalto de los granjeros.

El autor describe con un lenguaje directo, sobrio y emocional, las más tremendas situaciones. El hambre de los perros les hace tan feroces que devoran a las reses de quienes habían sido guardianes. La naturaleza juega un papel primordial de equilibrio en la gente, tranquilizada al pensar en las nuevas cosechas.

Los perros vuelven a ser los amigos del hombre y los protectores desinteresados de los animales puestos bajo su custodia.

«Las tropas grises de perros hambrientos iban de aquí para allá. Parecían trozos de tierra en movimiento. ¿Dónde diablos habían volado las perdices? A veces se quedaban parados en las lomas, dubitativos, indecisos, sin saber hacia dónde huir.

Babeaban sus bocas entreabiertas, entretanto que dentro del cráneo se repetían tozudamente quién sabe qué pantagruélicas escenas.

Una tarde, mientras el horizonte dentado de cerros se teñía de rojo, la Antuca se encontró con Mañu. Estaba tirada sobre las piedras en el reseco lecho de la quebrada.

Escueto, fatal, herido acaso. Su colgante lengua tenía un color pálido. ¿Moría tal vez? Moría solo. Se trataba de un buen perro, que podía esperar la muerte en medio de la soledad; la miró sin rencor con sus pupilas brillantes. « ¿No he tratado siempre de servir?», pareció decirle.

Y ella que era pequeña y había crecido junto con los perros, le entendió perfectamente. Se olvidó del cántaro y el agua. Cuando cayó la noche y escuchó la aguda voz de la Juana que la llamaba, tenía aún las manos posadas cariñosamente entre las hirsutas lanas del cuello del Mañu. Estaba extrañadamente cálido y estremecido».

Autor: José María Arguedas

Género: Narrativa

Obra: Warma Kuyay (en la colección de cuentos Agua)

Especie: Cuento

Fecha de publicación: 1935

Resumen

Está narrado en primera persona por el niño Ernesto, sobrino de uno de los dueños de la hacienda de la quebrada de Viseca. Este misti tiene 14 años y está enamorado de una hermosa india, Justina. Ella quiere al indio Kutu, fuerte y hábil con el zurriago.

El patrón, don Froilán, ha abusado de Justinacha. Lleno de rabia, el niño Ernesto le dice al Kutu que lo mate con su honda. Él responde que su condición de indio le impide hacerlo y solo atina en descargarse en los azotes con los que pega a los animales del patrón.

Kutu termina yéndose de la hacienda, mientras el niño Ernesto se queda para estar cerca de Justina.

«Contemplando sus ojos negros, oyendo su risa, mirándola desde lejitos, era casi feliz: porque mi amor por Justina fue warma kuyay y no creía tener derecho todavía sobre ella; sabía que tendría que ser de otro, de un hombre grande que manejara ya zurriago, que echara ajos roncos y peleara a látigos en los carnavales.

Y como amaba a los animales, las fiestas indias, las cosechas, las siembras con música y yarawi, viví alegre en esa quebrada verde y llena del calor amoroso del sol. Hasta que un día me arrancaron de mi querencia, para traerme a este bullicio, donde gentes que no quiero, que no comprendo».

Autor: Ciro Alegría

Género: Narrativo

Obra: El mundo es ancho y ajeno

Especie: Novela

Fecha de publicación: 1941

Resumen

«Estuvo la comunidad de tal y ahora es la hacienda cual. Entonces blasfeman un poco y amaban celosamente su tierra. Rosendo Maqui no lograba explicarse claramente la ley.

Se le antojaba una maniobra oscura y culpable. Un día, sin saberse por qué ni cómo, había salido la ley de contribución indígena, según la cual los indios, por el mero hecho de ser indios, tenían que pagar una suma anual.

Ya la había suprimido una tal Castilla, junto con la esclavitud de unos pobres de piel negra a quienes nadie de Rumi había visto, pero la sacaron otra vez después de la guerra.

Los comuneros y colonos decían: « ¿Qué culpa tiene de ser indio? ¿Acaso no es hombre?». Bien mirado era un impuesto al hombre. En Rumi, el indio Pillco juraba como un condenado: « ¡Carajo, habrá que teñirse de blanco!». Pero no hubo caso y todos tuvieron que pagar.

Y otro día, sin saberse también por qué ni cómo, la maldita ley desapareció. Unos dijeron en el pueblo que la suprimieron porque se había sublevado un tal Atusparia y un tal Uchcu Pedro, indios los dos, encabezando un gran gentío, y a los que hablaron así los metieron presos.

¿Quién sabía de veras? Pero no habían faltado leyes. Saben muchos los gobiernos. Ahí estaban los impuestos a la sal, a la coca, al fósforo, a la chicha, a la chancaca, que no significaban nada para los ricos y sí mucho para los pobres. Ahí estaban los estancos.

La ley de servicio militar no se aplicaba por parejo. Un batallón en marcha era un batallón de indios en marcha. De cuando en cuando, a la cabeza de las columnas, el caballo de oficial y luciendo la relampagueante espada, así era la ley.

Rosendo Maqui despreciaba la ley. ¿Dónde estaba la escuela de la comunidad Rumi? ¿Dónde estaban las de todas las haciendas vecinas? En el pueblo había una por fórmula. ¡Vaya, no quería pensar en eso porque le quemaba la sangre! Aunque sí, debí pensar y hablar de ello en la primera oportunidad con objeto de continuar los trabajos.

Maqui fue autorizado por la comunidad para contratar un maestro y, después de muchas búsquedas, consiguió que aceptara serlo el hijo del escribano de la capital de la provincia por el sueldo de treinta soles mensuales.

Él le dijo: «Hay necesidad de libros, pizarras, lápices y cuadernos». En las tiendas pudo encontrar únicamente lápices muy caros.

Preguntando y topeteándose supo que el inspector de Instrucción debía darles todos los útiles. Lo encontró en una tienda tomando copas: «Vuelve tal día», le dijo con desgano.

Volvió Maqui el día señalado y el funcionario, después de oír su rara petición, arqueando las cejas, le informó que no tenía material por el momento: habría que pedirlo a Lima siendo probable que llegara para el año próximo.

El alcalde fue donde el hijo del escribano a comunicárselo y él le dijo: «¿Así que era en serio lo de la escuela?» Yo creí que bromeaba. No voy a lidiar con indiecitos de cabeza cerrada por menos de cincuenta soles. Pasó el tiempo.

El material ofrecido no llegó el año próximo. El Inspector de instrucción afirmó, recién entonces que había que presentarse una solicitud escrita, consignando el número de niños escolares y otras cosas.

También dijo, con igual retardo, que la comunidad debía construir una casa especial. ¡No le vengan con recodos en el camino! El empecinado alcalde asintió en todo. Contó los niños, que resultaron más de cien, y después acudió donde un tinterillo para que le escribiera la solicitud.

La obtuvo mediante cinco soles y por fin fue «elevada».

Autor: José María Arguedas

Género: Narrativo

Obra: Los ríos profundos

Especie: Novela

Fecha de publicación: 1956

Resumen

Ernesto, el niño narrador, y su padre llegan al Cusco. Conocen al Viejo, un hombre déspota que trata de manera cruel a sus colonos. El padre le enseña a Ernesto numerosos palacios y restos arqueológicos de los incas.

Este hecho hace que Ernesto acentúe su identificación con la cultura andina. Ernesto ha pasado su niñez entre personas que maltrataban a los indígenas.

El padre de Ernesto es un incansable viajero, va de pueblo en pueblo; deja a su hijo en un colegio internado de Abancay, donde Ernesto conoce a personajes de distintas razas y de clases sociales opuestas.

Aparece entonces la opa Marcelina. Esta mujer demente constituye un símbolo sexual. Algunos internos quieren tener relaciones sexuales, pero un sentimiento de culpa los atosiga en ese infierno de violencia que es el internado.

Ernesto se mantiene en contacto con la música de la naturaleza, con los ríos y los cantos de los pájaros; visita las alegres chicherías donde se interpreta la música andina; conoce la hacienda Patizamba, cuyos colonos viven en condiciones infrahumanas; pero también se siente desarraigado.

Antero lleva a la escuela un trompo (llamado zumbayllu) que instaura un universo de luz y armonía en el internado. Se produce la rebelión de las chicheras, encabezada por Doña Felipa, una especie de símbolo maternal para Ernesto, quien se solidariza con dicha rebelión.

Es azotado por el padre director, quien mantiene la relación de la iglesia con el feudalismo tradicional. Aparece una peste que comienza a matar a los colonos. Al final, Ernesto escapa del internado, confiando en que los colonos derrotarían a la enfermedad.

Estos, animados por una visión mágico-religiosa, creen que la peste es una entidad viviente a la que pueden combatir con rezos. Entonces los colonos capturan Abancay, para obligar al cura director que haga misas y así alejar a la peste.

Actividades de Ficha de Narrativa Peruana del Siglo XX

En este material educativo también encontraras muchas actividades de Narrativa Peruana preparadas de forma exclusiva para los estudiantes de quinto grado.

Ahora te mencionaremos algunas de estas actividades educativas:

  • Una de las características del indigenismo la encontramos en la _____.
  • En lo ideológico, el iniciador del indigenismo fue _______ y en lo literario, _________.
  • Según José Carlos Mariátegui, el mayor problema del indio es:
  • Ciro Alegría se circunscribe dentro del ____.
  • El primer caso en que el indio aparece perfilado en cuerpo y alma, con su verdadera personalidad y sus sueños lo encontramos en ______.
  • Señala la relación correcta entre personaje e idea que se distingue en El mundo es ancho y ajeno.
  • El tema que más sobresale en El mundo es ancho y ajeno es:
  • Al final de la novela El mundo es ancho y ajeno:
  • El medio de expresión más utilizado por el indigenismo fue _____.
  • El indigenismo centra su atención en los planos ____.

Esperamos que los estudiantes desarrollen todas las actividades de Narrativa Peruana que planteamos en este material educativo, eso ayudara a fortalecer el aprendizaje de los estudiantes de quinto de secundaria.

Si te gusto este material educativo, recomienda nuestra página web: “materialeseducativos.org” a todos tus amigos y colegas.

Más Separatas de Literatura para Quinto de Secundaria

En nuestra pagina educativa tenemos mas fichas de literatura para estudiantes de Quinto de Secundaria, a continuación puedes revisarlas en el siguiente enlace:

▷ ▷  28 Fichas de Literatura para Quinto Grado  ◁ ◁

Y si necesitas otras fichas de literatura para estudiantes de este grado, mas abajo te dejaremos el enlace que corresponde a otra pagina educativa que también ofrece materiales educativos de manera gratuita, este es su enlace:

Otras Fichas de Literatura de 5to Grado

¿Que te pareció esta ficha educativa de literatura para estudiantes quinto grado?, déjanos tu comentario en la parte de abajo

0/5 (0 Reviews)

Otros Materiales Educativos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba